Puedes encargar tus sellos de caucho redondos directamente desde aqui.

Sellos Redondos

¿Son más caros los sellos redondos?
Aquí, no. En la mayoría de las tiendas, los sellos de goma redondos llevan un recargo en el precio por la difilcultad que tenía su fabricación en la época en que los sellos se hacían con tipografía en prensas de vulcanizar.
Actualmente, los sellos redondos se confeccionan con el mismo sistema de diseño mediante software informático, que facilita la escritura en curvo y la inserción de imágenes en los sellos redondos con logotipo.

¿Son más bonitos los sellos redondos?
Va en el gusto de cada uno. El sello de forma redonda, permite una estampación mas irregular en un documento, sin necesidad de que las líneas rectas del interior queden alineadas con los textos de la hoja impresa.

¿Se puede meter texto sin límites en un sello redondo?

Dependiendo del tamaño del sello podemos poner más o menos líneas:

  • Hasta 15mm de diámetro: admiten una linea circular y un dibujo, escudo o logotipo en el interior.
  • Hasta 30mm de diámetro: admiten una línea circular superior, una línea circular inferior y una palabra ó dibujo/logotipo en el interior.
  • De 35mm en adelante: se puden poner dos líneas en la curva superior, dos líneas en la curva inferior y en el centro se puede incluir un logotipo, escudo o dibujo personalizado.

¿Hay sellos automáticos redondos?
Los principales fabricantes a nivel mundial, Shiny, Colop y Trodat, disponen en su catálogo de modelos de sello redondo, tanto en los de tipo automático, con fechador y en sellos de bolsillo con la tinta incorporada.

¿Hay sellos imprentilla automáticos redondos?

Desde hace poco se fabrican sellos imprentilla redondos en los que uno mismo puede diseñarse su propio sello. Estos sellos están pensados sólo para textos y ofrecen infinitas posibilidades, ya que al venir con un juego de caracteres intercambiables y reutilizables, uno mismo puede tener todos los sellos redondos que desee en un solo aparato.

¿Para qué se utilizan los sellos redondos?
Son los más utilizados por los organismos oficiales, para control y certificación de escritos originales.